Actividades para fomentar la educación intercultural

5 noviembre 2020 Noticias

En la actualidad, convivimos e interactuamos con personas de otras culturas, lo que nos brinda la oportunidad de conocer etnias, tradiciones, costumbres, lenguas, etc. diferentes a las nuestras y, seguramente, hasta desconocidas.

Esta diversidad es, también, cada vez más visible en las aulas y, aunque debería ser algo normal y estar considerada una experiencia enriquecedora de la que aprender muchísimo, no siempre resulta ser así. A veces, a los centros educativos y profesores les toca lidiar con situaciones de desigualdad y discriminación protagonizadas por sus alumnos y detrás de las cuales las diferencias culturales se encuentran como motivo desencadenante.

En este artículo, hablaremos de la importancia de la educación intercultural positiva y cómo fomentarla.

Educación intercultural: actividades que pueden fomentarla

Hoy en día, son muchos los colegios e institutos que han dejado de ser instituciones dedicadas a impartir, solo y exclusivamente, conocimientos académicos para participar más activamente en la sociedad. Para ello, han optado por basar la formación de sus alumnos en la enseñanza de valores básicos y en los principios de la educación intercultural, de tal forma que les sea útil tanto dentro como fuera del aula.

Este modelo educativo tiene por objetivos hacer ver a niños y jóvenes que viven en una sociedad culturalmente plural; que eliminen de su imaginario prejuicios y estereotipos; inculcarles valores como el respeto, la tolerancia y la empatía; e invitarles a entender las causas de fenómenos como la migración o la discriminación, entre otros conceptos.

Si bien las políticas escolares de integración puestas en marcha por los centros de estudio y la introducción de contenidos interculturales en las unidades didácticas de las distintas asignaturas son un buen punto de partida, lo cierto es que no son suficiente. Estas acciones se quedan en un marco muy teórico, muy conceptual. Es necesario formar a los estudiantes en un nivel más allá del cognitivo, hacerlo también en el moral, en el social y en el afectivo.

¿Y cómo? Pues bien, organizando actividades más prácticas, de mayor implicación y con un enfoque más real, de forma que los alumnos tomen consciencia de que una situación de desigualdad y/o discriminación puede afectar a cualquiera, ya sea de su entorno más cercano o incluso a ellos mismos, en el momento menos pensado. No son hechos aislados y no siempre responden a razones culturales (origen étnico, religión, idioma, etc.), también pueden deberse a otro tipo de cuestiones como, por ejemplo, clase social, discapacidad, género o identidad sexual.

Algunos ejemplos de este tipo de actividades para fomentar la educación intercultural son:

alumnos debatiendo

  • Dinámicas de grupo.
  • Técnicas de role-playing.
  • Ejercicios de comunicación y escucha activa.
  • Planteamiento de situaciones que requieren resolución de conflictos.
  • Debates y dilemas morales.

Formación intercultural, en la Universidad Europea

Para ayudar a que los estudiantes desarrollen su lado más ético, los profesores cuentan con multitud de recursos didácticos y herramientas que pueden ayudarles a la hora de llevar a cabo actividades para fomentar la multiculturalidad educativa. Mantente al día sobre todos ellos con el Curso Universitario en Educación Intercultural de la Universidad Europea.

Esta formación 100 % online no solo te ofrece la oportunidad de formarte en valores interculturales desde una perspectiva innovadora y convertirte en un gran profesional del ámbito educativo, sino que además te ayudará a aumentar tu baremo de méritos de cara a unas Oposiciones.

Matricúlate en nuestro Curso Universitario de Interculturalidad

X